"La Lucha no se negocia"

Bienvenid@ a la página de mi equipo, el Cádiz C.F

Desde que tengo uso de razón soy un fiel aficionado al equipo de la ciudad donde nací. Gracias en parte a mi abuelo, el cual me inculcó esa fervorosa y tan bonita afición.

Desde que hace 5 años llegara a la entidad nuestro actual técnico, Álvaro Cervera, en el club se dió una autentica transformación, ascendiendo de 2ºB a Primera División. Con su llegada a la plantilla se interiorizó el lema de «la lucha no se negocia» el cuál pone el foco en el trabajo duro y constante de todo el equipo en pos de conseguir los objetivos marcados. 

 

 

Bienvenid@ a la página de mi equipo, el Cádiz C.F

Desde que tengo uso de razón soy un fiel aficionado al equipo de la ciudad donde nací. Gracias en parte a mi abuelo, el cual me inculcó esa fervorosa y tan bonita afición.

Desde que hace 5 años llegara a la entidad nuestro actual técnico, Álvaro Cervera, en el club se dió una autentica transformación, ascendiendo de 2ºB a Primera División. Con su llegada a la plantilla se interiorizó el lema de «la lucha no se negocia» el cuál pone el foco en el trabajo duro y constante de todo el equipo en pos de conseguir los objetivos marcados. 

 

La herencia de "Mágico González"

 

Jorge Alberto González Barillas, más conocido en el mundo del fútbol como «Mágico González», fue y sigue siendo a día el jugador más representativo de los que pasaron por el club. 

Considerado por muchos cómo uno de los mejores jugadores de la historia, Tenía unas cualidades futbolísticas fuera de nivel para sus tiempos. Fue durante su etapa en Cádiz donde deslumbró a propios y extraños, en la década de los 80 y principios de los 90, coincidiendo con la etapa dorada del club en la Primera División Española.   

Como todo genio, también fue una figura controvertida fuera del campo. Afirmaba jugar para divertirse, no le gustaba la presión, y no le importaba ni el dinero ni la fama. Esa misma falta de exigencia y rigor profesional, lo apartaron de haber jugado en equipos de mayor nivel, y haber podido luchar por mayores metas.

Esa humildad y desenfado, junto a su estilo de «mágico» juego fueron las que hicieron de él y Cádiz el binomio perfecto. A día de hoy, 30 años después, se le sigue recordando y admirando como desde el primer día.

Si eres aficionado al fútbol, aquí te dejo un documental sobre su trayectoria. Una auténtica obra de arte que resume su figura desde sus inicios, y lo que sigue significando a día de hoy para el cadismo. ¡Que lo disfrutes!